Código Fútbol
No te pierdas:

Julián Buitrago, un guerrero con inteligencia y talento

Con solo ingresar a su casa se respira arte, un hogar lleno de talento y unión. En la sala de su casa reposa un majestuoso y pulido piano, luego de una jornada fuerte de entrenamiento ahí está nuestro protagonista, un joven santandereano que ha hecho de todo para cumplir su sueño, ser futbolista profesional.

Mientras los niños de 5 añitos juegan con carros y ven dibujos animados, Julián Buitrago entrenaba con su padre Fernando y se preparaba para ser el mejor delantero, ya con 7 años se viste con la camiseta del Atlético Santander, juega varios torneos en pueblos santandereanos y queda goleador en muchos de ellos. El Atlético Bucaramanga también lo tendría en sus filas pero ese no era el destino de este crack.

Unos días en Medellín para foguearse un rato significaron que el poderoso se fijara en el talento de Julián, al siguiente día se firmó el convenio y esos días se convirtieron en 8 años de formación en el reciente Campeón del Fútbol Colombiano. Mientras la mayoría e los niños llegan a sus casas y tienen las comodidades de su familia, este guerrero vivía en la casa hogar del Club y meses más tarde bajo las escaleras del Estadio Ditaires en Itaguí, se iban a alojar los sueños y metas de este Santandereano.

Su talento lo llevó a ser convocado por la Selección Antioquia y representar ese gran Departamento, su brazo fue adornado con la cintilla de capitán y su fútbol brilló y deleitó a todo el pueblo paisa. El llamado al plantel profesional no iba a demorar, su desempeño cada fin de semana hizo que lo llevaran al primer equipo. Entrenó al lado de los mejores, Giovanny Hernández, Julián Guillermo y compañía lo recibieron de la mejor manera y el sueño de este santandereano estaba a punto de cumplirse.

BUITRAGO-2En su mejor momento, cuando parecía que todo ese sacrificio estaba por valer la pena, cuando se veía la luz al final del túnel, haciendo toda la pretemporada, llega una pequeña lesión de rodilla que lo tiene solo dos meses afuera, se recupera y juega varios amistosos.

A veces no es cuando uno quiera sino en los tiempos de Dios, llega al “Poderoso” Pedro Sarmiento y le notifica que no va a contar con él, pero gracias a la ayuda de sus entrenadores mentales, quienes aseguran que todo pasa por un propósito mejor, lo asimiló de la mejor manera y arribó en Bucaramanga, a sus espaldas con una enriquecedora experiencia en el fútbol Antioqueño.

La Institución Real Santander le abre las puertas a Julián, porque es una Santandereano y se identifica con el sentimiento del Club, desde el primer día comienza a escribir historia en el Real, con el objetivo siempre de debutar en mente, deambuló por posiciones como central y lateral izquierdo, en cada una de ellas rindió de la mejor manera, demostrando lo que un día le dijo su padre “El buen jugador debe hacerlo en varias posiciones”. Hoy en día Julián Buitrago es significado de inteligencia, visión de juego, ubicación estratégica y entrega por los colores de este gran equipo, es titular y cada día es una muestra más del talento santandereano.

Cada uno de los logros y etapas tienen una marca para Julián, esa ha sido su familia. Con ellos a disputado cada batalla que la vida le ha puesto, Don Fernando ha sido el responsable de su amor y disciplina por el fútbol, Doña Dilia Quiñones ha sido el motor para no retroceder en ningún momento, su hermana Andrea con cada nota musical interpretada en el gran piano, le pone sabor a la vida de nuestro crack y Edna Rocío pone todo su conocimiento en la medicina para que Julián se encuentre en perfectas condiciones.

Sin lugar a dudas la familia Buitrago Quiñones es sinónimo de arte y disciplina, orgullosos el uno por el otro y con una unión que es la culpable que todos sean tan alegres. Con el sonido del piano en el fondo, notas interpretadas por su hermana Andrea, termina una parte de la historia de este crack santandereano, que con inteligencia y técnica logró cumplir su sueño.

BUITRAGO-3¿Cómo fue su infancia en Hoyo chiquito, un barrio conocido de Piedecuesta?

RTA: Recordar esa etapa me llena y fortalece, porque fue allí donde comencé a jugar con mis amigos en la calle, fueron esos los mejores momentos que pasé en mi infancia. Jugaba mucho tiempo en la calle hasta que salía mi mamá o mi papá y me regañaban. Siempre jugaba fútbol pero también era muy responsable con las cosas del colegio.

En prados de Villa Nueva fueron 8 años de mi infancia, luego nos pasamos para la casa de mi abuelo y luego emprendo mi sueño fuera de la ciudad.

Su inicio fue con el Atlético Santander ¿Qué recuerda de ese inicio en un equipo de fútbol?

RTA: Bueno, yo llego a Atlético Santander a la edad de 7 años, porque desde los 5 hasta los 7 años quien me entrenó y fundamentó fue mi papá. Ya luego en el Atlético comienzo a jugar torneos nacionales, viajábamos a diferentes partes como Sincelejo y en esos torneos quedaba como goleador, esa fue mi primera posición, delantero. En el Atlético Santander duré como hasta los 11 años y fue una muy bonita etapa.

También tuve la oportunidad de ser dirigido por un tío mío, Pacho Buitrago y salimos Subcampeones de un torneo, esos momentos me llenan de mucha alegría recordarlos, porque uno mira siempre hacia adelante y trabaja a diario y a veces no se da el tiempo para recordar momentos que están en la memoria y lo fortalece.

Usted comienza como delantero gracias a su papá ¿en qué momento comienza a jugar como volante?

RTA: A mí me retrasa el profesor Orlando en el Atlético Santander, en un partido me pide que le juegue de volante 10, ya que tenía muy buen pie y podía hacer esa función, luego cuando paso al Independiente Medellín encuentro mi posición como volante de contención.

BUITRAGO-4Para cumplir los sueños hay que hacer muchos sacrificios, Julián Buitrago se va con 13 años para Medellín ¿consultó la decisión con sus padres o cómo se dio la situación para ir al poderoso?

RTA: Recuerdo tanto que fue un fin de semana y mi papá me dijo que había la posibilidad de ir a foguearme unos días a Medellín pero sin ninguna intención de quedarme, ya estando allá supimos que el profesor Óscar Arenas estaba con el hijo allá y se me abre la oportunidad para probar con el Independiente Medellín, juego un día, a la siguiente mañana me dicen que les había gustado y ya tenían el convenio listo.

Después mi papá me pregunta yo qué iba a hacer, la respuesta fue que me iba a quedar, inmediatamente llamé a mi mamá y le dije que me iba a quedar en Medellín, yo con 13 años le dije eso y a ella si le dio muy duro ese tema, pero yo tenía claras mis metas y cuáles eran mis objetivos.

¿Qué se vino para Julián cuando queda con tan solo 13 años en el Medellín?

RTA: Con el Medellín hice todo el proceso de formación, desde los 13 años hasta los 20, me formé como futbolista y también como persona, el hecho de vivir solo te hace muy fuerte, te hace valorar muchas cosas que cuando estás en casa no valoras, vivía en la casa hogar con otros jugadores, el Medellín me daba un auxilio para transportarnos y tener nuestras cosas.

Luego el Independiente Medellín entra en crisis y nos toca abandonar la casa hogar para ir a vivir al Estadio Ditaires, nos tocó ubicarnos debajo de unas escaleras y la verdad fue una situación muy difícil. Pero le agradezco a Dios porque me hizo muy fuerte, un día mi papá fue a visitarme y cuando vio donde vivía me dijo que tenía que regresarme de una vez. Yo le respondí que no me regresaba y que si tenía que pasar por eso para cumplir mi sueño, así lo iba a hacer.

Después con la ayuda de mis padres y mi familia logramos sacar un apartamento para mejorar mis condiciones y seguir luchando por mi sueño.

BUITRAGO-5Lo que no lo mata a uno lo hace más fuerte ¿Así lo tomó después de que las circunstancias se dificultaron?

RTA: Si claro, eso me hizo más fuerte, me enseñaron a valorar muchas cosas, como tener una cama cómoda, las comidas en las horas que son, porque allá me tocaba a mí preparar y mirar cómo me las arreglaba.

Qué lo motivó a ponerle el pecho a esa situación, ¿por qué no abandonar esa situación y regresar a casa para tener todo lo que uno necesita a esa edad?

RTA: Porque tenía un sueño desde que llegué y era jugar en el Independiente Medellín, le cogí mucho cariño a la Institución, me sacrifiqué mucho para estar allá, además tenía eso en la cabeza y cuando eso pasa uno es capaz de luchar hasta el último momento por conseguirlo.

Además tenía la motivación de mi familia, sabía que ellos estaban haciendo lo mejor por mí, valorar el esfuerzo que ellos estaban haciendo me hacía tener más fuerzas para seguir trabajando.

¿Cómo pasó eso de ser un Santandereano pero recibir el llamado de la Selección Antioquia, además ser capitán y un jugador vital para esa selección?

RTA: Yo jugué un tiempo con selección Santander, quería representar a mi departamento, pero no logré llegar a disputar los partidos con ellos. Para mí fue un honor que el profesor de la selección Antioquia me citara a representar a ese departamento, tomé ese equipo como si fuera mi tierra y di lo mejor por esos colores.

Todo en su carrera ha sido luchado y ganado con esfuerzo, cuando las cosas van mejorando notoriamente llega de manera imprevista una pequeña lesión de rodilla ¿Qué pensó en ese momento cuando todo venía tan bien?

RTA: Ese momento en mi carrera fue muy duro, pero siempre estuvo mi familia ahí para no decaer, me dieron esa fuerza para continuar y no dejarme afectar por ese obstáculo. Ese era el mejor momento, venía de hacer la pretemporada con el equipo profesional, ya me encontraba en ese grupo y llega un día de manera muy simple me lesionó, lo cual me sacó un par de meses mientras me recuperaba. En ese momento me quitó la oportunidad de luchar por ese sueño que tenía muy cerquita.

Yo venía con la mentalidad que iba a llegar al primer equipo, siempre lo vi así, el día menos pensado el profesor Víctor Gaviria me dijo que me necesitaban en el equipo profesional, además dijo “espero no volverlo por acá”, entonces fui a entrenar con ellos y mi pensamiento era quedarme y no volver a inferiores, así fue, solo bajaba a jugar los partidos de competencia en donde me necesitaban. Estaba muy bien y contento porque veía cerca el sueño.

Luego de la lesión sigo entrenando con el equipo profesional y juego varios amistosos, hasta que un día llegó Pedro Sarmiento y me notificó que no iba a contar más conmigo, ahí terminó mi etapa en el Independiente Medellín.

BUITRAGO-6¿Cómo tomó el hecho de que venía figurando con el plantel profesional y que ya solo era cuestión de tiempo que se diera el debut oficial, pero llega un día Pedro Sarmiento y le dice que no lo va a tener en cuenta?

RTA: Gracias a Dios yo en ese tiempo contaba con unos entrenadores mentales, los mismos que tiene Mariana Pajón, y ellos me dijeron que esa decisión iba a traer algo positivo y bueno para mi vida, que los tiempos de Dios son perfectos y la voluntad de Dios ha sido la mejor para mi vida.

Luego aparece el Real Santander, se ha ganado ya un puesto con sacrificio y trabajo ¿cómo se encuentra en estos momentos en esta Institución?

RTA: El Real Santander ha sido muy bonito, ya que he comenzado desde abajo, siempre he sabido que esta Institución me iba a llevar al fútbol profesional y la Liga Águila, yo comencé en Primera C luego de hablar con el profe Peluffo y quien me dijo que acá iba a encontrar la posibilidad pero tenía que empezar desde abajo, así fue.

A mí me dio muy duro porque venía de entrenar con el equipo profesional del Medellín y llegar a primera C con el Real, lo tomé como un reto. Poco a poco gracias a Dios llegué hasta el primer equipo y al profesor Víctor Hugo le gustó mi juego. Después de esperar seis meses en primera llega el momento de firmar contrato con la profesional y comienzo de menos a más.

El profe Víctor comienza a utilizarme en los segundo tiempos, ingreso como central también como lateral. Mi primer partido como titular es de lateral izquierdo y así comencé poco a poco. Yo tenía claro que tenía que jugar todos los partidos, no importaba la posición porque estaba cumpliendo mi sueño. El año pasado tengo la posibilidad de jugar todo el año tanto en copa como en Torneo y ahí me afianzo más en el equipo.

En este torneo regresé a mi posición habitual y gracias a Dios estoy muy contento del presente que estoy viviendo.

BUITRAGO-1Para nosotros Julián Buitrago en un volante mixto, que tiene muy buena recuperación y su mayor virtud es el manejo de juego, su visión y técnica lo hace un jugador vital. Ha jugado en varias posiciones ¿se siente un jugador polivalente?

RTA: Mi papá siempre me decía que un jugador de fútbol debe jugar en cualquier posición, además conocer los aspectos tácticos que se maneja en el fútbol en los diferentes espacios de la cancha. En los diferentes equipos he jugado en varias posiciones lo que me hacen un jugador más completo y que me llevan a estar hoy en el lugar que ocupo.

El gol también ha hecho parte de mi desempeño en el Real, le he hecho goles al Cúcuta, al Bucaramanga y eso me gusta también. Me gusta llegar al área rival, esa adrenalina que se siente cuando se está cerca del arco rival me hace sentir bien, he sido goleador también en los equipos donde he estado.

 

Esta es una poco de la historia de otro santandereano más que triunfa en el Real Santander, de esta tierra que lo vio nacer y que hoy tiene la posibilidad de disfrutarlo. Él es un héroe para su familia y nos acabó de demostrar que los sueños se hacen realidad, él es Julián Buitrago Quiñones.

 

Cortesía:

Jefatura de prensa Real Santander

@codigofutbolb

Comentarios